¿Comprar los materiales de construcción uno mismo es buena idea?

¿Comprar los materiales de construcción uno mismo es buena idea?

Nuestro pensamiento, cuando vamos a realizar una reforma es la manera de abaratar el presupuesto que comprando uno mismo los materiales que se van a utilizar se conseguirá un ahorro, pagando la empresa constructora sólo la mano de obra.
Puede parecer una solución, hemos pasado de un presupuesto de 30.000€ a uno de 15.000€. ¡Hemos conseguido una gran rebaja!, surgen dudas como:

  • Si la empresa encargada de la reforma factura menos, ¿Por qué aun así permite que sea el cliente quien consiga los materiales?
  • Si es tan fácil ¿por qué no lo hace todo el mundo?

¿Cuál es la realidad que se esconde detrás de este método y cómo debemos actuar para no caer en el error más común?

Si sólo tomas como referencia el coste de los materiales en el presupuesto comparativo y no lo sumas, la rebaja aparente que consigues no es tal, es una rebaja
ficticia ya que no estamos teniendo en cuenta el gasto principal de la obra.
Otro fallo es que el cliente decide comprar los materiales y pagar a la empresa de reformas sólo la mano de obra pero:

  • ¿Quién se encarga de adquirirlos, desplazamiento y tiempo?
  • ¿Quién debe decidir cuánto hace falta y cuanto se debe comprar?
  • ¿A qué precio nos venden el material a nosotros y a cuanto se lo venden a la empresa por ser clientes habituales?

Ser la persona que va a la tienda a por los azulejos no te da el control sobre ese gasto, al ser el constructor el encargado de decidir la cantidad de material que se necesita para la obra, no estás ahorrando en tu reforma y le estás haciendo un trabajo gratis, porque si tú no fueras a comprar esos materiales él tendría que enviar a un miembro de su equipo a hacerlo además de disponer de un descuento especial.

Así, de este error subyace el siguiente, el constructor tiene el deber de estimar una cantidad necesaria de material pero al no tener que comprometerse con un importe no puede ajustar la estimación saliendo así este excedente directamente de tu bolsillo.

Es importante tener en cuenta que las empresas encargadas de realizar reformas disponen de acuerdos o descuentos especiales con los almacenes que suministran los distintos materiales de construcción, por lo que si tú como particular vas a adquirir dicho material, no dispondrás seguramente de estas ventajas. Por esta razón, una rebaja aparente en el presupuesto inicial puede terminar costando más que lo presupuestado por la empresa responsable.
Desde BIG aconsejamos que si necesitas confiar en profesionales para realizar cualquier reforma, está bien que hagas comparaciones y valores distintas opciones pero hay que tener en cuenta todos los factores y pensar que una empresa que se dedica única y exclusivamente a esta labor, dispone de amplios conocimientos y ventajas tanto en la ejecución de obra como en el propio material a emplear y que como cliente nos vamos a beneficiar.

Gestión global de la construcción BIG
“En Big lo que nos hace grande son nuestros clientes”.